ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

La pancreatitis es una inflamación del páncreas. Esta glándula tiene dos funciones:

  1. Liberar enzimas digestivas en el duodeno.
  2. Segregar hormonas implicadas en la regulación de los niveles de glucosa en sangre.

La pancreatitis se produce cuando las enzimas pancreáticas se activan dentro del páncreas y comienzan a digerir rus paredes. Los síntomas principales son dolor severo ardiente en la parte superior del abdomen que a menudo irradia a la espalda, náuseas y vómitos que empeoran al comer. Además, la pancreatitis impide que se absorban correctamente todos los nutrientes que el cuerpo necesita.

Las causas más corrientes son el alcoholismo y la formación de cálculos biliares que obstruyen el conducto pancreático.

Dado que la pancreatitis puede producir complicaciones graves, es importante buscar una apropiada atención médica. No obstante, la medicina natural puede también ayudarte a proteger el páncreas y a aliviar la enfermedad.

Los tratamientos típicos para la pancreatitis crónica suelen consistir en tomar medicamentos para el dolor y una dieta vegetariana baja en grasa y sal. No obstante, esto no soluciona el problema de la malnutrición y una dieta muy baja en grasa es perjudicial para la salud, pues la grasa es necesaria para muchos procesos.

Antioxidantes

Tomar alimentos ricos en antioxidantes de crucíferos como brócoli, col rizada, coles, repollo, coliflor y berros es beneficioso para la función del páncreas. Se recomienda, además, tomar brotes de brócoli y col rizada, que proporcionan nutrientes fáciles de absorber.

Es recomendable también tomar manzanas, limones, limas y bayas, que son alimentos ricos  en antioxidantes y nutrientes regenerativos de tejidos.

Hierbas medicinales

Usa hierbas antiinflamatorias como cúrcuma, jengibre, cilantro, cardo mariano, canela, diente de león, perejil y cardamomo siempre que sea posible.

Aceites de coco y de palma

Estos aceites ayudan a reducir la inflamación, mejorar el metabolismo y estabilizar los niveles de azúcar, entre otras funciones. Se digieren con facilidad y no necesitan de la bilis para ser excretados del hígado, lo que los hace adecuados para personas con problemas de digestión y de absorción de nutrientes.

Enzimas digestivas

Es importante que las personas con pancreatitis tomen suplementos de enzimas digestivas con sus comidas, para ayudarles a digerir los alimentos.

Vitamina C

Los suplementos de vitamina C (natural, como la obtenida de la acerola) y bioflavonoides te ayudarán a reducir la inflamación y el daño causado en el páncreas.

Acupuntura

La electroacupuntura, una forma de acupuntura en la que las agujas están unidas a un aparato que produce impulsos eléctricos, puede aliviar el daño producido en el páncreas.

Medicina herbal china

Las hierbas usadas en la medicina tradicional china pueden ayudar a frenar el progreso de la enfermedad en la pancreatitis aguda severa, así como ayudar a curar los órganos dañados como resultado de la respuesta inflamatoria ante la pancreatitis aguda. No obstante, si estás pensando utilizar este tipo de tratamiento, es importante que consultes a tu médico y que busques a un especialista cualificado en este tipo de medicina.

Reducir el estrés

El estrés emocional puede afectar a la producción de jugos digestivos, favorecer la creación de cálculos biliares y la inflamación del páncreas. Por tanto, practica técnicas para aliviar al estrés, como la meditación, o acude a un psicólogo si es necesario.

En casos de pancreatitis aguda

Si padeces un ataque de pancreatitis aguda, conviene eliminar todos los alimentos sólidos durante tres días y tomar solo líquidos, como caldos de hueso, zumos verdes, infusiones y extractos antioxidantes. Puedes preparar zumos nutritivos usando limón (o lima), jengibre, diente de león, pepino, apio, col rizada, manzana, espinacas, cilantro, perejil y raíz de cúrcuma.

 

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios