Servicios
 
Enlaces


Psicología / Psicología del trabajo


Psicología del trabajo

Recursos humanos

Cómo manejar a un jefe difícil

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

¿Cómo manejas al típico jefe difícil?

 

El éxito en el manejo de un jefe difícil es un desafío, pero a menudo factible. Primero, debes intentar entender las razones de su comportamiento difícil. Suponiendo que tu jefe se comporta generalmente de una manera bastante razonable, y que su comportamiento actual parece ser el resultado de la sobrecarga de estrés más que de su carácter, existen posibilidades de que el comportamiento pueda ser modificado. Si su comportamiento parece reflejar un estilo crónico hostil y abusivo de interactuar con los demás, independientemente del nivel de estrés en el trabajo, existen menos posibilidades de que el comportamiento pueda cambiar. De hecho, puedes considerar buscar el asesoramiento de alguien en quien confíes o de un experto en recursos humanos para evaluar tus opciones.

En segundo lugar, tienes que manejar tus propias emociones negativas con respecto a su comportamiento de modo que no caigas en un comportamiento que te perjudique (por ejemplo, emplear una táctica de cerrojo, o contraatacar a tu jefe).

Tercero, una vez que comprendes y has manejado tus propias reacciones negativas, puedes trabajar para comunicar tus preocupaciones o problemas, pero de una manera positiva y provechosa, creando una atmósfera adecuada para la resolución del problema.

 

Cuando tu jefe te critica injustamente

 

Si piensas que tu jefe te ha criticado injustamente, ¿cuál es la mejor manera de exponerle tus preocupaciones?

 

Debes discutir tus preocupaciones; no enfrentarte a tu jefe. Hay una diferencia. Es necesario llevar a cabo la discusión de tus preocupaciones de una manera que no implique enfrentamiento. Como en un matrimonio, debes intentar manejar tus quejas de una manera que no cause un daño adicional a la relación.

 

¿Cuál es la mejor manera de responder a la crítica de tu jefe?

 

Intenta ver la crítica como información valiosa sobre cómo mejorar, no como un ataque personal. Intenta separar tu yo personal de tu yo laboral. Esfuérzate por intentar controlar tus impulsos para reaccionar de modo emocional o defensivo. Intenta ver la crítica como una oportunidad de trabajar junto al jefe en un plan de desarrollo. Piensa en ti como socio de tu jefe en este plan, más que como víctima de una lucha de poder.