Servicios
 
Enlaces


Psicología / Psicología infantil


Psicología infantil

Psicología del desarrollo. Etapa prenatal.

El desarrollo prenatal

Por Ana Muñoz

 

Página 2

 

Las etapas del embarazo

 

Etapa germinal

 

Esta etapa dura entre 10 días y dos semanas. Durante esta etapa, el óvulo fecundado se divide y avanza por la trompa de Falopio hasta implantarse en la pared del útero.
 
En las 36 horas siguientes a la fecundación, el cigoto formado por una sola célula se divide con rapidez. Tras 72 horas se ha dividido en 32 células y un día después está formado por 70 células. A medida que se divide, avanza por la trompa de Falopio hacia el útero, llegando al cabo de tres o cuatro días.

 

Cuando llega al útero tiene forma de esfera llena de líquido y recibe el nombre de blastocito. El blastocito flota libremente dentro del útero durante uno o dos días. Algunas células del borde del blastocito se sitúan en un lado para formar el disco embrionario, que es una gran masa celular donde se desarrollará el bebé.

 

En el disco embrionario se forman dos capas: la superior, llamada ectodermo, que se convertirá en la capa exterior de la piel, las uñas, el cabello, los dientes, los órganos sensoriales y el sistema nervioso, incluidos el cerebro y la espina dorsal.
 
La capa inferior, llamada endodermo, se convertirá en el sistema digestivo, el hígado, el páncreas, las glándulas salivales y el sistema respiratorio.
 
Luego se desarrolla una capa intermedia, llamada mesodermo, que se convertirá en la capa interior de la piel, los músculos, el esqueleto, el aparato excretor y el sistema circulatorio.
 
Otras partes del blastocito se convierten en los órganos que nutrirán y protegerán al bebé: la placenta, el cordón umbilical y el saco amniótico. La placenta está conectada al embrión por medio del cordón umbilical. A través de dicho cordón le suministra oxígeno y nutrientes, y retira los desechos de su cuerpo. También ayuda a combatir las infecciones internas y proporciona inmunidad al bebé ante diversas enfermedades. La placenta produce también las hormonas del embarazo, prepara los senos de la madre para la lactancia y estimula las contracciones uterinas durante el parto.
 
El saco amniótico es una membrana llena de líquido que envuelve al bebé, protegiéndolo y dándole un espacio para moverse.
 
La capa celular exterior del blastocito produce unas estructuras en forma de hilos que utiliza para adherirse a la pared del útero (implantación). Después de implantarse, el blastocito tiene cerca de 150 células. En el momento en que está totalmente implantado recibe el nombre de embrión.

 

 

Comunidades: