Servicios
 
Enlaces


Medicina / Terapias alternativas


Hidroterapia

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Consiste en la utilización del agua para al tratamiento de las enfermedades. La creencia en la fuerza curativa del agua existe desde la antigüedad, siendo utilizada en la antigua Roma, Grecia, China y Japón.
 
Su acción terapéutica se debe a sus efectos térmicos y/o mecánicos. La hidroterapia utiliza la reacción corporal a los estímulos fríos y calientes, la aplicación prolongada de calor y la presión ejercida por el agua. Las sensaciones producidas por el agua en la piel tienen un efecto en el resto del organismo: estimula el sistema inmunitario, influye en la producción de hormonas del estrés calmando el sistema nervioso, estimula la digestión y la circulación, alivia el dolor.

 

En general, el agua caliente calma el cuerpo, relajando la activad de los órganos internos, mientras que el agua fría estimula y aumenta la actividad interna. Si sientes tensión muscular y ansiedad, un baño caliente te ayudará, mientras que si te sientes cansado, una ducha o baño templado seguido de una corta ducha fría te ayudará a estimular tu cuerpo y mente.
 
Al sumergirte en el agua, tu cuerpo se ve liberado en gran parte de la gravedad, masajeado por el movimiento de agua, que estimula los receptores táctiles de la piel.
 
Uno de los mayores beneficios de la hidroterapia se obtiene en el tratamiento de la artritis, reduciendo el dolor y aumentando la funcionalidad.

 

Comunidades:

Widgets Magazine