Servicios
 
Enlaces


Medicina / Guía de medicamentos


Aparato digestivo. Laxantes

 

Página 1

 

Se considera que existe estreñimiento cuando el numero de deposiciones de heces sólidas que realiza una persona es inferior a lo que suele ser habitual para esa persona (hay que tener en cuenta que la frecuencia de defecación puede variar mucho de una persona a otra).


Antes de usar laxantes conviene asegurarse de que el estreñimiento no se debe a una enfermedad no diagnosticada.


El uso excesivo o indebido de laxantes puede provocar problemas como reducción del nivel de potasio en sangre o hacer que el colon deje de funcionar (colon atónico). Por tanto, se conseja evitar los laxantes en la medida de lo posible, procurando cambiar los hábitos alimentarios (mayor ingesta de líquido y fibra).


Se aconseja su uso en los siguientes casos:


-Cuando el esfuerzo de la defecación pueda empeorar una enfermedad (como la angina de pecho) o aumentar el riesgo de hemorragia rectal (como en las hemorroides).
-Estreñimiento provocado por fármacos.
-Expulsión de parásitos intestinales después del tratamiento antihelmíntico.
-Para limpiar el tubo digestivo antes de intervenciones quirúrgicas o radiológicas.


Tipos de laxantes

 

1. Laxantes formadores de masa o bolo.

 

Aumentan la masa fecal, lo cual estimula los movimientos del intestino y facilita la expulsión de las heces. Pueden tardar unos días en hacer un efecto completo. Este tipo de laxante se usa sobre todo en personas que emiten heces pequeñas y duras. No obstante, no deben usarse si puede aumentarse la ingesta de líquido y fibra. Se usan en los siguientes casos:


Colostomía
Ileostomía.
Hemorroides
Fisura anal
Diarrea crónica asociada con enfermedad diverticular
Síndrome del intestino irritable.
Colitis ulcerosa (como medida auxiliar)


Entre los laxantes formadores de masa se encuentran los siguientes:


Salvado de trigo natural. Es uno de los formadores de masas más eficaces. Se toma junto con zumo de fruta o alimentos. También puede usarse el salvado de avena.


Las personas que no toleren el salvado, pueden usar los siguientes: metilcelulosa, cáscara de ispágula, goma esterculia. Deben tomarse siempre con agua para evitar la obstrucción intestinal. No debe tomarse junto antes de acostarse. No debe usarse en casos de dificultad para tragar, obstrucción intestinal, colon atónico o fecaloma. Puede producir flatulencia, distensión abdominal, obstrucción gastrointestinal o fecaloma. Nombres comerciales:

 

Biolid
Cenat
Laxabene
Metamucil
Plantaben

 

Widgets Magazine