Servicios
 
Enlaces


Medicina / Enfermedades


Cálculos renales (piedras en el riñón)

Por Ana Muñoz

 

Página 2

 

Cómo se forman los cálculos renales

 

Hay varias condiciones que pueden contribuir a la formación de los cálculos:
 
1. Una alta concentración de determinadas sales minerales en la orina. Cuando existen en la orina altos niveles de sustancias capaces de formar cálculos, como oxalato de calcio, fosfato de calcio, o estruvita, pueden formarse algunos cristales que quedan atrapados en el tracto urinario. Estos cristales pueden atraer a otros cristales y unirse a ellos formando un cálculo.
 
2. Un desequilibrio en la acidez de la orina. La acidez o la alcalinidad de la orina afecta a la capacidad de los cristales para disolverse. Algunos tipos de piedras se forman en una orina ácida, mientras que otros se forman solamente en la orina alcalina.
 
3. Una carencia de sustancias en la orina que impiden la formación de cálculos. Normalmente, en la orina existen sustancias que inhiben la formación y crecimiento de cristales, como pirofosfatos, citratos, y magnesio. Una disminución o falta de estas sustancias aumenta la probabilidad de que se forme un cálculo.

 

Factores que influyen en la formación de cálculos

 

Una serie de factores pueden crear las condiciones que permiten la formación de cálculos. Entre ellos:

 

Alteraciones en el metabolismo.
Ciertos trastornos hereditarios
Ciertas anormalidades en el cuerpo

 

A veces, sin embargo, es imposible determinar la causa. Cada tipo de piedra se desarrolla de un modo diferente.

 

Cálculos de calcio

 

  • La mayoría de los cálculos de calcio se forman por razones desconocidas, aunque se sospecha que existe una base genética.

  • Ciertos alimentos pueden trastornar el equilibrio ácido en la orina.

  • El cáncer puede hacer que se produzca una cantidad anormalmente alta de hormona paratiroides, que regula los niveles de calcio en el cuerpo.

  • Los altos niveles de esta hormona pueden liberar demasiado calcio en la sangre procedente de los huesos. Como resultado, el calcio satura la orina.

 

 

Widgets Magazine