Servicios
 
Enlaces


Medicina / Enfermedades


Megacolon congénito y adquirido

Por Ana Muñoz

 

Megacolon congénito

 

El megacolon congénito recibe también el nombre de enfermedad de Hirschsprung o aganglionosis y consiste en una dilatación acusada del colon que resulta de una obstrucción funcional del recto debido a la ausencia congénita de nervios. Se produce en uno de cada 5000 nacimientos y es 5-10 veces más frecuente en el sexo masculino. Es más común en niños con síndrome de Down o con otras anomalías congénitas. En la mayoría de los casos se ven afectados el recto y el colon sigmoide. La porción del colon carente de nervios se encuentra en contracción permanente, causando una obstrucción al flujo fecal y una dilatación del colon, que puede adquirir un volumen gigante para contener toda la materia fecal retenida.

 

Síntomas

 

Los niños con esta enfermedad padecen estreñimiento, obstrucción intestinal e íleo intestinal en los primeros días del nacimiento. En niños mayores se da estreñimiento importante, impactos fecales y distensión abdominal. En estos niños es frecuente la malnutrición, hemorragias rectales causadas por úlceras e infecciones.

 

Megacolon adquirido

 

Puede ser debido a un estreñimiento prolongado de etiología diversa, aunque es más frecuente el megacolon de origen psicológico en niños o el megacolon que se da en individuos seniles y debilitados, en pacientes psicóticos o en deficientes mentales.

En las enfermedades en las que se ven afectados los nervios o músculos del colon o con trastornos metabólicos u hormonales, el colon está uniformemente dilatado y atónico, por falta de motilidad.

En el megacolon psicógeno la dilatación es debida a la retención prolongada de heces en el recto. Son niños que desarrollan desde el principio un hábito intestinal inapropiado, reteniendo voluntariamente las heces. Primero por problemas de relación afectiva con sus padres, más tarde por el dolor causado al evacuar heces muy duras, a continuación por la pérdida del reflejo de la defecación y, por último debido a la existencia de un megarrecto (dilatación de recto).

En pacientes seniles, psicóticos o con enfermedades del sistema nervioso central, la debilidad o la enfermedad mental y/o neurológica hacen que la necesidad de defecar esté abolida o se pase por alto, o que no exista reflejo de la defecación, acumulándose gran cantidad de heces en el recto.

 

Tratamiento

 

El tratamiento definitivo de la enfermedad de Hirschsprung es quirúrgico y consiste en descender el segmento del colon sano y unirlo al esfínter interno.

El megacolon adquirido se trata con las medidas habituales para el estreñimiento pero con frecuencia se requieren extracción manual de las heces y enemas. Puede ser aconsejable un tratamiento psicológico.

 

 

Bibliografía:


- Farreras, Rozman. Medicina interna. Mosby/Doyma libros
- Patología estructural y funcional. Robbins. Interamericana-McGraw-Hill
- Manual de patología general. S. de Castro del Pozo. Masson
- Tratado de fisiología médica. Guyton. Interamericana-McGraw-Hill

Comunidades:

Widgets Magazine