Servicios
 
Enlaces


Medicina / Enfermedades


Ictericia

Por Ana Muñoz

 

Página 2

 

¿Qué problemas causa la ictericia?

 

La piel y la esclerótica de los ojos presentan un color amarillento debido a que la bilirrubina se deposita en ellos. La heces pueden adquirir un color claro debido a la ausencia de bilirrubina que normalmente da a las heces su color normal. La orina puede volverse oscura. Esto sucede cuando la bilirrubina que se acumula en la sangre comienza a ser eliminada mediante la orina.
 
Otro síntoma que suele estar asociado con la ictericia es el prurito (picor). Este picor puede ser tan severo a veces que hace que los pacientes se rasquen con intensidad o tengan problemas para dormir.
 
No obstante, los principales problemas proceden de la enfermedad que está provocando la ictericia. Si la causa de la ictericia es una afectación del hígado, el paciente puede tener síntomas típicos de enfermedad hepática o cirrosis, como fatiga, inflamación de los tobillos, debilidad muscular, ascitis (acumulación de fluido en la cavidad abdominal), confusión mental o coma.
 
Si la ictericia se debe a una obstrucción de los conductos biliares, la bilis no llega a los intestinos. La bilis es necesaria para la digestión de las grasas y la liberación de vitaminas procedentes de ellas, de modo que puedan ser absorbidas por el cuerpo. Por tanto, la obstrucción de los conductos biliares puede dar lugar a deficiencias en ciertas vitaminas, como la vitamina K. Este déficit de vitamina K impide que se formen ciertas proteínas que son necesarias para la correcta coagulación de la sangre, de modo que pueden producirse hemorragias.

 

Enfermedades que cursan con ictericia

 

1. Aumento de la producción de bilirrubina

 

Existen diversas enfermedades que dan lugar a un aumento de la producción de bilirrubina. La elevación de la bilirrubina en este tipo de enfermedades suele ser leve y la ictericia resultante puede ser difícil de detectar. Entre estas enfermedades se encuentran las siguientes:

 

  • Rápida destrucción de los glóbulos rojos (hemólisis).

  • Un defecto en la formación de los glóbulos rojos que da lugar a una producción excesiva de hemoglobina en la médula ósea.

  • Absorción de grandes cantidades de hemoglobina cuando se ha producido una hemorragia intensa (por ejemplo, los hematomas o acumulación de sangre en los tejidos).

 

 

Comunidades:

Widgets Magazine