Servicios
 
Enlaces


Medicina / Enfermedades


Gripe: definición, síntomas, complicaciones

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

La gripe es una enfermedad producida por un virus que infecta las vías respiratorias.
 
El virus de la gripe se divide en tres tipos: A, B y C. Los virus A y B son los responsables de las epidemias de gripe que suelen ocurrir cada invierno. La infección con el virus C produce síntomas muy leves o no produce síntomas en absoluto. Tampoco produce epidemias. Por este motivo, nos centraremos sobre todo en los dos primeros tipos.

El virus de la gripe es un virus mutante; es decir, cambia constantemente. Estos cambios le permiten volver a invadir una y otra vez al mismo huésped sin que el sistema inmunitario lo reconozca. Es decir, una persona infectada con el virus de la gripe desarrolla anticuerpos contra ese virus. Sin embargo, cuando el virus cambia, el anticuerpo no lo reconoce, de modo que se vuelve a producir una infección. No obstante, el antiguo anticuerpo puede ofrecer una protección parcial.

En la actualidad existen dos subtipos de virus A y uno del tipo B. Los subtipos del virus A reciben el nombre de A(H2N1) y A(H3N2). Las diferencias entre ellos se encuentran en dos proteínas virales llamadas llamadas neuraminidasa y hemaglutinina.

 

Estos virus del tipo A experimentan dos tipos de cambio. El primero hace referencia a una serie de cambios que ocurren a lo largo del tiempo y que producen una evolución gradual del virus. El otro es un cambio brusco en las proteínas entes mencionadas. Cuando esto ocurre, emerge bruscamente un nuevo subtipo del virus. El virus del tipo B sólo experimenta el cambio gradual.

 

 

Widgets Magazine