Servicios
 
Enlaces


Medicina y terapias alternativas. Artículos


Dolor cervical: Qué puedes hacer para evitarlo

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

El dolor cervical (o cervicalgia) consiste en el dolor localizado en las vértebras cervicales, en la parte posterior del cuello.

 

La columna cervical

 

La columna cervical es una compleja estructura que presenta una gran movilidad. Esto la hace más susceptible a la lesión y el dolor. Presenta las siguientes características:
 
Está formada por siete vértebras que han de soportar el peso de la cabeza, lo cual supone un peso considerable para estas pequeñas estructuras. La primera vértebra (la más cercana a la cabeza) recibe el nombre de atlas. Es el nombre del dios que, en la mitología griega, soportaba el peso del mundo sobre sus hombros. La segunda vértebra recibe el nombre de axis. Son las vértebras que permiten que la cabeza tenga tanta movilidad y están diseñadas especialmente para la rotación.
 
Entre las vértebras se encuentran los discos intervertebrales que protegen a las vértebras del roce y choque entre ellas.
 
Las vértebras se encuentran unidas entre ellas mediante los ligamentos.
 
Las articulaciones entre las vértebras les permiten moverse y rotar. Pueden se una fuente importante de dolor en caso de artritis (inflamación de las articulaciones).
 
Los 32 músculos de la columna cervical ejercen una función protectora importante en toda la columna, de manera que unos músculos fuertes pueden protegerla de lesiones y ayudarla a sostener el peso de la cabeza. Así, fortalecer la musculatura del cuello puede ser una importante medida preventiva.
 
La vértebras cervicales presentan unas aberturas por las que pasan las arterias vertebrales, encargadas de llevar sangre al cerebro. Si existe una lesión en dichas vértebras pueden producirse trastornos circulatorios importantes.
 
La médula espinal atraviesa el interior de las vértebras. De ella parten los nervios que llegan a los diversos músculos del cuerpo. Los nervios de la columna cervical transmiten señales desde y hacia el cerebro, hombros, brazos y pecho. En la zona cervical existen 8 nervios que inervan las siguientes regiones:


C1: cabeza y cuello
C2: cabeza y cuello
C3: diafragma
C4: músculos de la zona superior del cuerpo (deltoides, biceps)
C5: extensores de la muñeca
C6: extensores de la muñeca
C7: triceps
C8: manos

 

Cuando existen problemas en la columna cervical y los nervios están dañados o comprimidos, todos estos músculos pueden verse afectados, produciéndose síntomas como dolor, hormigueo, falta de sensibilidad y debilidad.

 

Widgets Magazine