Servicios
 
Enlaces


Más libros


Libros online. El librito azul

Conny Mendez

Página 1

 

Advertencia: Cada libro metafísico debe leerse muchas veces. Cada vez que se relee se comprende mejor. Ahora, só­lo lo que se practica se queda con nosotros. Lo que sólo se lee y no se usa, se va.

 

INTRODUCCIÓN

 

El presente librito está escrito en lo que esta autora llama "Palabras de a Centavo", o sea, en los términos más sencillos para que sea com­prensible al que necesita conocer la Verdad y que no tiene conocimiento para poder digerir los textos de psicología y metafísica, tal como están escritos en castellano.


Cada vez que oímos o leemos algo nuevo, desconocido para nosotros, se desperezan células que estaban dormidas en nuestro cerebro. La segunda vez que tropezamos con aquella idea nueva la comprendemos un poquito mejor. Las células movidas comienzan a trabajar la idea, y al poco tiempo "se hace la luz" en nuestra mente, o sea, que aceptamos la idea, la adoptamos y la ponemos en práctica automáticamente. Así es como vamos despertando, aprendiendo, evolucionando y adelantando. No es necesario hacer esfuerzos sobrehumanos para que nos penetren las cosas en la cabeza. Es un proceso natural; eso sí, hay que poner de nuestra parte la buena voluntad de releer, volver a releer y volver a leer hasta que sentimos que lo aprendido es automático. Eso es todo.


Lleva contigo, en tu cartera o tu bolsillo, un ejemplar de este librito. Pon otro en tu mesa de noche. Reléelos a menudo, sobre todo cada vez que se te presente un problema: cada vez que te enfrentes a una situación angustiosa o molesta, no importa cual sea. Te va a ocurrir algo asombroso y es que el librito se abrirá en la página que te conviene consultar, y pensarás:


"¡Parece que esto fue escrito para mí!".


Jesucristo dijo: "En la casa de mi padre hay muchas mansiones". La Metafísica es una de estas mansiones, o sea el estudio de las leyes mental-espirituales. No se mete con el "espiritismo", aunque este último es también una mansión en la casa del Padre.
 
Que esta obrita te traiga toda la paz y la prosperidad que ha traído a tantos otros.