Servicios
 
Enlaces


Psicología / Artículos


La depresión: en qué consiste y cómo se trata

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Características de las personas que están deprimidas

 

1. Tienen una visión negativa de sí mismos. Se ven torpes, desgraciados y sin valor personal. Atribuyen sus experiencias desagradables a un defecto suyo y, como consecuencia, se ven inútiles y carentes de valor. Se critican a sí mismos, se culpabilizan y piensan que carecen de la capacidad necesaria para sentirse felices y llevar la vida que les gustaría.

 

2. Interpretan la realidad de forma negativa y tienden a centrarse más en el lado malo de las cosas. Por ejemplo, si alguien se porta bien con ellos, pueden pensar que es por lástima o porque espera algo a cambio y no por una verdadera amistad. Esto es debido a que al valorarse tan poco a sí mismos piensan que no es posible que los demás sientan cariño por ellos o los valoren como personas.

 

3. Tienen una visión negativa del futuro. Piensan que sus penas y dificultades no terminarán nunca. Esperan lo peor del futuro; esperan que las cosas les salgan mal hagan lo que hagan y, como consecuencia, no están motivados para actuar e intentar cambiar.

 

El resto de los síntomas son consecuencia de estas tres características básicas: las ideas de suicidio suponen un deseo de escapar a una situación que ven como insoportable e irresoluble; la apatía y la falta de energía provienen de la creencia de que van a fracasar en todo cuanto se propongan y, por tanto, es absurdo intentar nada.

 

Algunas de las creencias que predisponen a la depresión

 

  • Para ser feliz debo tener éxito en todo lo que me proponga.

  • Para se feliz debo obtener la aceptación y aprobación de todo el mundo.

  • Si cometo un error significa que soy un inepto.

  • No puedo vivir sin ti.

  • Si alguien se muestra en desacuerdo conmigo significa que no le gusto.

  • Mi valía personal depende de lo que otros piensen de mí.