Servicios
 
Enlaces


Psicología / Artículos


Tipos de estrés

Por Ana Muñoz

 

El estrés puede ser de diversos tipos y no todos ellos son dañinos para nosotros:

 

Euestrés

 

Es un tipo de estrés positivos, que resulta estimulante y nos aporta vitalidad, energía y entusiasmo. Sucede cuando hay un aumento de la actividad física, el entusiasmo y la creatividad. Por ejemplo, practicar un deporte que te gusta o afrontar algún reto que consideras excitante.

 

Estrés agudo

 

Es un tipo de estrés intenso y de corta duración, que produce sentimientos de malestar e incomodidad. Por ejemplo, un imprevisto en el trabajo que no sabemos cómo afrontar ni cómo solucionar, pero que es de corta duración.

 

Estrés crónico

 

Es un estado prolongado de estrés que dura semanas, meses o incluso años. Produce sentimientos de malestar, hace aumentar los niveles de hormonas del estrés y puede acabar produciendo enfermedad física.

Además de estos tres tipos de estrés principales, existen otro dos tipos de estrés:

 

Hiperestrés

 

Sucede cuando una persona se ve sometida a un estrés mayor del que puede soportar. La persona se siente sobrecargada y abrumada y llega un momento en que cualquier pequeño suceso puede provocarle una reacción emocional extrema. Es un estrés peligroso y deberían tomarse medidas para reducirlo enseguida porque puede tener serias repercusiones físicas y psicológicas.

 

Hipoestrés

 

Es lo opuesto al hiperestrés; es decir, consiste en una cantidad insuficiente de estrés en la vida de una persona que hace que se sienta aburrida y vacía constantemente. Por ejemplo, una persona que tiene un trabajo simple y repetitivo, como un trabajador de una cadena de montaje puede sentir hipoestrés. Produce falta de motivación, falta de inspiración y un estado de ánimo deprimido.