Servicios
 
Enlaces


Psicología / Artículos


Cómo lograr y mantener una relación sana

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Los seres humanos anhelan la intimidad, necesitan amar y ser amados. Aún así, suelen tener bastantes problemas con esto.


De numerosas fuentes y diversos expertos, hemos entresacado algunas reglas básicas para las relaciones. De ninguna manera es una lista exhaustiva. Pero es un comienzo. Imprímelas y pégalas en tu nevera.


1. Elije a tu pareja sabiamente. Nos atraen las personas por muchos tipos de razones. Nos recuerdan a alguien de nuestro pasado. Nos llenan de regalos y nos transmiten la sensación de que somos importantes. Evalúa a tu pareja potencial como harías con un amigo; observa su carácter, personalidad, valores, su consumo de alcohol, la relación entre sus palabras y sus acciones, sus relaciones con otras personas.


2. Conoce lo que tu pareja piensa sobre las relaciones. Diferentes personas tienen creencias diferentes y a menudo en conflicto acerca de las relaciones. Seguramente no querrás enamorarte de alguien que espera una gran falta de honradez en las relaciones; la creará donde no existe.
3. No confundas el sexo con amor. Especialmente al principio de una relación, la atracción y el placer en el sexo se confunden a menudo con amor.


4. Conoce tus necesidades y exprésalas claramente. Una relación no es un juego de adivinanzas. Muchas personas, tanto hombres como mujeres, temen decir cuáles son sus necesidades y, en consecuencia, las camuflan. El resultado es decepción por no conseguir lo que desean y cólera hacia su pareja por no satisfacer sus necesidades (no expresadas). La cercanía no puede ocurrir sin honradez. Tu pareja no puede leer tu mente.


5. Piensa que sois un equipo, lo que significa que sois dos individuos únicos que aportan diversas perspectivas y fuerzas. Ése es el valor de un equipo: vuestras diferencias, según opina Diane Sollee, M.S.W., experta en relaciones y directora de SmartMarriages, que pretende enseñar habilidades de relación a las parejas.


6. Aprende cómo respetar y manejar las diferencias; es la clave del éxito en una relación. Los desacuerdos no hunden las relaciones. Los insultos sí. Aprende cómo manejar las emociones negativas que son el subproducto inevitable de las diferencias entre dos personas. Evadir los conflictos NO es un modo de manejarlos.


7. Si no entiendes o no te gusta algo que tu pareja está haciendo, pregunta qué significa y porqué lo está haciendo. Habla y explora, no asumas.


8. Soluciona los problemas conforme se presentan. No dejes hervir los resentimientos. La mayoría de lo que va mal en las relaciones se puede remontar a sentimientos heridos, que llevan a las parejas a levantar defensas contra el otro y actuar como extraños. O como enemigos.

 

 

Comunidades: