Servicios
 
Enlaces


Psicología / Artículos


Psicología de la salud

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Introducción

 

Son muchas las personas que se quejan de que la medicina no logra curar sus enfermedades, principalmente en casos de enfermos crónicos. Esto es debido a que muchas veces se deja de lado una parte muy importante de la enfermedad: los aspectos emocionales y sociales que están influyendo tanto en la etiología de la enfermedad como en su mantenimiento a lo largo del tiempo.

 
La psicología de la salud es una rama de la psicología que nace a finales de los años 70 dentro de un modelo biopsicosocial según el cual la enfermedad física es el resultado no sólo de factores médicos, sino también de factores psicológicos (emociones, pensamientos, conductas, estilo de vida, estrés) y factores sociales (influencias culturales, relaciones familiares, apoyo social, etc.). Todos estos factores interactúan entre sí para dar lugar a la enfermedad.


La psicología de la salud se centra fundamentalmente en las enfermedades crónicas, y las investigaciones y desarrollo de planes de intervención se han centrado en enfermedades tan diversas como la hipertensión, dolor crónico, artritis, asma, diabetes, cáncer, trastornos cardiovasculares, enfermedades reumáticas, diabetes, SIDA, intestino irritable, dolor de cabeza, úlcera, dismenorrea, enfermedad inflamatoria intestinal, etc.

 

Las áreas de intervención de la psicología de la salud

 

  • Promoción de un estilo de vida saludable.

  • Prevención de las enfermedades: modificación de hábitos insanos asociados a enfermedades (por ejemplo, el tabaco).

  • Tratamiento de enfermedades específicas, como las mencionadas más arriba. En ese caso los psicólogos trabajan junto a otros especialistas de la salud combinando los tratamientos médicos habituales junto con los tratamientos psicológicos.

  • Evaluación y mejora del sistema sanitario.

 

Algunos datos

 

- En un estudio realizado por Gatchel en 1995 se vio que los factores psicológicos predecían el 91% de las veces qué pacientes con dolor de espalda se recuperarían de un dolor agudo y cuáles acabarían con un dolor crónico.


- Algunos trastornos psicológicos parecen predecir la aparición del dolor lumbar (abuso de sustancias y trastornos de ansiedad) mientras que otros (sobre todo la depresión) pueden aparecer tanto antes como después del dolor lumbar (Polatin, 1993)


- En un estudio hecho con 26.000 personas en 14 países se vio que la discapacidad física estaba más asociada con factores psicológicos que con diagnósticos médicos. (Ormel, 1994)


- En un estudio realizado con 107 pacientes con enfermedad coronaria e isquemia (publicado en Archives of internal medicine, 1997, 157) se vio que aquellos pacientes que aprendieron técnicas de manejo del estrés tenían menos probabilidades de tener un ataque cardíaco o de necesitar cirugía cardíaca que los que recibieron sólo el tratamiento médico típico.


- En un estudio realizado en la universidad de Pittisburg se vio que los aumentos extremos de la presión sanguíneas debidos al estrés estaban asociados con un endurecimiento de las arterias carótidas, que llevan la sangre al cerebro. Esto sugiere que los periodos frecuentes o prolongados de hipertensión durante el estrés psicológico pueden aumentar el riesgo de acumulación de depósitos grasos en los vasos sanguíneos que desencadenen un ataque cardíaco o derrame cerebral.


- De un grupo de pacientes en rehabilitación ortopédica, 45 % había sufrido abuso sexual en la infancia, violación o maltrato (Bruns, Disorbio, 1996). En mujeres con enfermedad crónica, el 70 % informa de este tipo de abusos.


- El abuso sexual en la infancia está asociado con el fracaso para recuperarse de una intervención quirúrgica. En un estudio realizado por Schofferman en 1992, el 95 % de las personas que no habían sufrido abuso sexual en la infancia se recuperaba con éxito de la operación , mientras que de las personas que sí habían sufrido este tipo de abuso, sólo el 15 % tenía un resultado positivo.


- El dolor de cabeza está asociado al estrés en el 90 % de los casos, estando producido por la tensión muscular debido al estrés.

 

- En otro estudio (Cohen, 1997) 276 personas fueron expuestas al virus del resfriado común. Después les administraron una batería de tests psicológicos y los pusieron en cuarentena durante 5 días. Se vio que el riesgo de contraer el resfriado estaba asociado a una serie de factores psicológicos: el número de relaciones íntimas con las que contaba (padre/madre, pareja, hijos, amigos; etc.), el estrés crónico y los hábitos poco saludables.