Servicios
 
Enlaces


Otros trastornos de personalidad


 

6. Trastorno histriónico de la personalidad

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Las personas con un trastorno histriónico de la personalidad (THP) se caracterizan por una emocionalidad excesiva y gran tendencia a llamar la atención de los demás por medio de una conducta llamativa y espectacular. Buscan constantemente o exigen el elogio, apoyo y aprobación de los demás.


Su comportamiento suele ser seductor, se preocupan de tener un buen aspecto físico para gustar a los demás y buscan ser siempre el centro de atención.


Son personas vivaces, teatrales, de comportamiento exagerado y son percibidos por los demás como centrados en sí mismos y de emociones superficiales y exageradas. Su forma de vestir puede ser elaborada y vistosa, pensada para llamar la atención de los demás. Utilizan una gran gesticulación y expresión corporal al comunicarse con los demás y un tono de voz elevado, hablando sin cesar. Expresan sus emociones de manera intensa, con estallidos de ira o descontrol.


Los demás los perciben como personas superficiales, exigentes, sin autenticidad y dependientes. Sus relaciones con los demás suelen ser tormentosas, insatisfactorias y llenas de problemas. Dado que tienen una gran dependencia de los demás para que les presten atención, suelen sentir una gran angustia al perder a su pareja o quedarse solos.


Suele considerarse que este trastorno es más común en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, se trata de un trastorno que suele tener características diferentes según se presenten en hombres o mujeres.

 

En líneas generales, este trastorno suele consistir en una especie de caricatura o exageración de los roles sexuales tradicionales de hombre o mujer. Es decir, una feminidad extrema, en el caso de las mujeres, o una masculinidad extrema, en el caso de los hombres, definidos ambos conceptos desde los puntos de vista más tradicionales. Así, la mujer histriónica sería definida como vanidosa, superficial, inmadura, afectada, dependiente y egoísta.

Y el hombre histriónico obedecería al estereotipo de "hombre macho", teatral, buscador de sensaciones, egocéntrico, superficial y vanidoso. Dado que las investigaciones se han centrado más en la definición de histriónico desde el punto de vista del estereotipo de feminidad, se ha considerado que el trastorno es más frecuente en las mujeres.