Servicios
 
Enlaces


Psicología / Artículos


 

Desarrollo psicológico durante la adolescencia

 

Página 1

 

La adolescencia es un periodo de transición entre la niñez y la edad adulta. Al igual que otros periodos de transición en la vida, supone cambios importantes en una o más áreas del desarrollo.
 
Por lo general, se considera que la adolescencia comienza en la pubertad, que es el proceso que lleva a la madurez sexual.
 
Los cambios biológicos que indican el final de la niñez producen un crecimiento rápido en estatura y peso, cambios en la forma y las proporciones del cuerpo y el logro de la madurez sexual.
 
La adolescencia es también un proceso social y emocional. Se considera que comienza alrededor de los 12 años y termina hacia los 20. Sin embargo, la adolescencia no está marcada de un modo estricto. Antes del siglo XX los niños se consideraban adultos cuando maduraban físicamente o cuando empezaban a realizar algún oficio. En la actualidad, en cambio, el inicio de la edad adulta es mucho menos claro. Esto es debido a que la pubertad comienza antes que en épocas pasadas y a que la sociedad actual es mucho más compleja y requiere más tiempo para la educación, lo cual retrasa la entrada en la edad adulta.
 
La edad adulta puede definirse de diversos modos. La definición legal marca una edad determinada, como los 18 años, que varía en los diferentes países. Según las definiciones sociológicas, las personas se consideran adultas cuando pueden mantenerse por sus propios medios o han elegido una profesión, se han casado o han formado una familia.

 

Las definiciones psicológicas consideran que la madurez mental se alcanza al lograr la capacidad para el pensamiento abstracto; la madurez emocional se logra cuando se alcanzan metas como descubrir la propia identidad, independizarse de los padres, desarrollar un sistema de valores y establecer relaciones maduras de amistad y amor. En este sentido, algunas personas jamás abandonan la adolescencia, sea cual sea su edad cronológica.

 

Comunidades: