Servicios
 
Enlaces


Medicina / Enfermedades


Íleo intestinal

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

En el íleo intestinal, el tránsito normal del intestino no puede realizarse. Existen dos tipos de íleo: el íleo adinámico o paralítico y el íleo mecánico.

Íleo adinámico o paralítico. Se produce un enlentecimiento severo o una detención completa del tránsito intestinal debido a un fallo del peristaltismo (contracción muscular que hace avanzar los alimentos en el intestino hacia el recto). Se produce en asociación con cirugía abdominal, peritonitis, hemorragia retroperitoneal, sepsis, trastornos hidroelectrolíticos graves, isquemia intestinal extensa, traumatismo externo (especialmente fracturas vertebrales y/o pelvianas).

 

Íleo mecánico. Puede producirse por obstrucción o por estrangulación de un segmento intestinal.

 

La obstrucción del tránsito intestinal puede localizarse en cualquier punto del intestino o del colon. La causa de la obstrucción puede encontrase fuera de la pared intestinal (adherencias, hernias), en la misma pared (obstrucciones inflamatorias o cicatriciales, tumores, hematomas) o en el interior del intestino (adenocarcinomas, cuerpos extraños). La estrangulación puede deberse a la salida de un segmento del intestino por un orificio (hernia), a la introducción de un segmento del intestino en el interior del segmento siguiente (invaginación).
 
La detención del tránsito intestinal tiene repercusiones por debajo y por encima de la obstrucción, como veremos en la página siguiente.

Widgets Magazine