Servicios
 
Enlaces


Medicina / Enfermedades


Fisiopatología del metabolismo de los lípidos

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Fisiología de los lípidos

 

Los lípidos son diversos compuestos que no se disuelven en agua. Son las grasas propiamente dichas, es decir, los triglicéridos, el colesterol, los ácidos grasos, los fosfolípidos y los esfingolípidos.
 
Sun funciones son: servir de fuente de energía y poder ser almacenados sin agua y, por tanto, ocupando poco espacio. Son también un componente de las membranas celulares y son precursores de sustancias tan importantes como las prostaglandinas, la vitamina D, las hormonas esteroides y los ácidos biliares.
 
Triglicéridos. Pueden ser exógenos (procedentes de la alimentación) o endógenos (sintetizados en el hígado a partir de ácidos grasos y glicerina). Sirven como depósito de energía y su destino final es que sus ácidos grasos sean almacenados o utilizados para liberar energía.
 
Colesterol. Puede ser exógeno, el que contienen los alimentos, o endógeno, el sintetizado principalmente en el hígado e intestino. Sirve para la constitución de las membranas celulares y como fuente de las hormonas esteroideas. Sólo puede se eliminado por el hígado con la bilis, como tal colesterol o en forma de ácidos biliares.
 
Ácidos grasos libres. Proceden de la lipólisis* en el tejido adiposo (graso). Su función es servir como fuente inmediata de energía. Pueden se transformados en triglicéridos en el tejido adiposo y el hígado.
 
Los ácidos grasos se clasifican en saturados, monoinsaturados y poliinsaturados. Los saturados pueden sintetizarse en el organismo y, por otra parte, se encuentran en el aceite de coco y la grasas de origen animal (excepto el pescado). La ingestión de una dieta rica en estos ácidos aumenta la concentración de colesterol en sangre. Los ácidos grasos monoinsaturados, cuyo representante principal es el ácido oleico que se encuentra en el aceite de oliva y otras grasas vegetales, ejercen efectos variables sobre la concentración de lipoproteínas plasmáticas. Los principales ácidos grasos poliinsaturados se encuentran en las grasas vegetales y en el pescado. Disminuyen el colesterol en sangre.

 

Lipoproteínas

 

Son macromoléculas cuya función es empaquetar y transportar los lípidos. Son las siguientes:
 
Quilomicrones. Su misión es transportar los triglicéridos exógenos hasta los tejidos, donde son escindidos para que los ácidos grasos que los componen sean almacenados en las células grasas (adipocitos) o utilizados.
 
Lipoproteínas de densidad muy baja (VLDL): Son sintetizadas en el hígado y su función es transportar los triglicéridos endógenos.
 
Lipoproteínas de densidad baja (LDL). Transportan el colesterol a las células, para proveerlas del que necesitan para la constitución de sus membranas y la síntesis de hormonas esteroideas.
 
Lipoproteínas de densidad alta (HDL). Su misión es recoger el colesterol de la sangre y llevarlo al hígado para ser eliminado.

 


 

*Lipólisis. Descomposición de las grasas en sus componentes: ácidos grasos y glicerina.

 

 

Comunidades:

Widgets Magazine