Servicios
 
Enlaces


Medicina / Enfermedades


Esclerodermia

Por Ana Muñoz

 

Página 2

 

Piel

 

La afectación de la piel suele pasar por tres fases: la primera es la fase edematosa, donde se afectan principalmente los dedos de las manos, que adoptan una forma en "salchicha". La siguiente es la fase indurativa, en la que la piel se engrosa y se endurece, volviéndose tirante, con imposibilidad de pellizcarla.

 

Hay pérdida de arrugas y de los pliegues cutáneos y el rostro caree de expresividad, con la abertura de la boca limitada y aparición de abundantes surcos alrededor de la boca. Por último, aparece una fase de atrofia y adelgazamiento de la piel.

 

En la piel esclerodérmica se observan también zonas de hipopigmentación o hiperpigmen- tación, telangiectasias y úlceras con cicatrices puntiformes, sobre todo en las puntas de los dedos (como mordeduras de rata). Las telangiectasias son zonas enrojecidas debido a la dilatación de los capilares.

 

En función de la afectación de la piel, existen dos formas clínicas de esclerodermia: la limitada y la difusa. En la limitada, la alteración de la piel afecta a manos, cara, pies, cuello y/o zonas distales de los antebrazos, con una progresión lenta a lo largo de los años. En la forma difusa, la alteración se extiende, además, al tronco; la progresión es más evidente e intensa durante los 3 primeros años pero luego tiende a detenerse e incluso desaparecer en algunas zonas.

 

Articulaciones

 

Las articulaciones pueden estar afectadas desde el comienzo de la enfermedad, en forma de rigidez y dolor articular, así como inflamación de las articulaciones (artritis). Esta afectación limita la movilidad de las articulaciones, sobre todo en los dedos de las manos, ya que aparecen contracturas que flexionan los dedos, como puede apreciarse en la foto.

 

 

 

Comunidades:

Widgets Magazine