Servicios
 
Enlaces


Medicina y terapias alternativas. Artículos


Tratamientos alternativos de la migraña

Por Ana Muñoz

 

Página 3

 

Homeopatía

 

Para saber cómo utilizar la homeopatía haz clic aquí. Los remedios homeopáticos que pueden servir de ayuda en caso de migraña variarán según los síntomas concretos. Selecciona el medicamento que mejor se ajuste a tus síntomas de los que aparecen a continuación.
 
Belladona. Dolor martilleante, pulsátil, violento, con cara roja y mirada fija y brillante. Aparecen o se agravan de 16 a 3 de la madrugada, por tomar aire frío o por tomar frío en la cabeza, después de cortarse el cabello o al atárselo hacia arriba, al subir escaleras, por la tos, por el calor, por exponerse al sol, por cualquier sacudida, por el movimiento o al mover o sacudir la cabeza o los ojos, por la luz y los ruidos, al levantarse de estar acostado (o lo mejora), caminando, al agacharse. El dolor mejora apoyando la cabeza contar algo, en una habitación oscura, cerrando los ojos, por la presión o por frío local. Cabeza caliente, congestionada, con extremidades frías.
 
Bryonia. Cefaleas violentas, que aparecen en cualquier localización y con cualquier sensación, que aparecen y se agravan por todo lo que sea movimiento (al levantarse, al subir escaleras, al toser, por sacudidas, por mover los ojos o la cabeza, al caminar rápidamente), por la mañana, en la cama al despertar o con el primer movimiento o apenas abre los ojos, después de comer, cuando está estreñido, por tomar frío, por ponerse al sol y por calor. Mejora por el reposo y la presión local. Cefaleas con náuseas, vómitos y deseos de acostarse. Generalmente con sed ardiente de grandes cantidades de agua.
 
Gelsemium. Junto con Bryonia y Belladona es uno de los medicamentos más usados para las migrañas y cefaleas en general. El dolor es aturdidor, comenzando en la columna cervical y región occipital y extendiéndose hacia arriba a toda la cabeza hasta la frente o sobre los ojos, con sensación de estallido. Las cefaleas son precedidas por trastornos visuales (aura) que a menudo siguen durante la cefalea. Aparecen o se agravan después del desayuno, a las 10 de la mañana, por moverse o agacharse o mover la cabeza, por esfuerzos mentales, por el calor del sol, por fumar, por subir escaleras, por emociones, por sacudidas, por la luz y acostado con la cabeza baja.

 

Mejora tras una micción profusa, presionando, por el calor local y acostado con la cabeza alta. A menudo se acompaña de cansancio o postración, somnolencia, aturdimiento, deseo de estar solo y una ausencia total de sed, con gran pesadez en los párpados superiores.

 

 

Widgets Magazine