Servicios
 
Enlaces


Medicina y terapias alternativas. Artículos


Remedios naturales para el hipotiroidismo

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Alimentación

 

Algunos alimentos como el aceite de colza y vegetales de la familia de las crucíferas, como la coliflor, el brécol, la col de Bruselas y el repollo, contienen compuestos químicos que hacen que la glándula tiroides se agrande al interferir con la síntesis de la hormona tiroidea. La mandioca también parece tener el mismo efecto, así como la lima, el boniato, la soja y las alubias.
 
Aunque algunos especialista recomiendan evitar estos alimentos en caso de hipotiroidismo, no está demostrado que puedan causar hipotiroidismo en seres humanos.

 

Estilo de vida

 

Algunos estudios han encontrado una asociación entre el hipotiroidismo y la hipersensibilidad a ciertos productos químicos. Se ha encontrado un correlación entre un nivel alto de plomo en sangre y niveles bajos de hormona tiroidea en sangre en personas que trabajaban en una fundición1. Muchas de estas personas se quejaban también de depresión, fatiga, estreñimiento y problemas de memoria (síntomas típicos del hipotiroidismo).
 
La exposición laboral a los bifeniles policlorados también se han asociado a un disminución de la función tiroidea.

 

Vitaminas y minerales

 

Yodo. La relación entre el yodo y la función tiroidea es compleja. El yodo es necesario para sintetizar la hormona tiroidea y una deficiencia de yodo puede producir hipotiroidismo y bocio2. Una deficiencia severa de yodo puede conducir a un hipotoriodismo grave, como mixedema o cretinismo.
 
En la actualidad, la mayoría de los casos de hipotiroidismo por falta de yodo ocurre en países en vías de desarrollo. En los países desarrollados, donde se utiliza la sal yodada, la falta de yodo es extremadamente rara. No obstante, en estos países, el exceso de yodo se ha convertido en un problema importante. El exceso de yodo puede dar lugar tanto a hipotiroidismo3 como a hipertiroidismo4.
 
Entre las fuentes de yodo se encuentran las siguientes:

 

  • Alimentos: sal yodada, leche, agua, algas marinas, carne de vacuno picada.

  • Suplementos dietéticos: multivitaminas y minerales, extractos de algas.

  • Medicamentos: yoduro de potasio, antisépticos tópicos, amiodarone (medicamento para tratar trastornos cardiacos).

 

Muchos suplementes dietéticos contienen yodo. No obstante no está claro que sea necesario o deseable tomar suplementos de yodo, dado que las cantidades necesarias se pueden encontrar en una alimentación normal. Las personas que estén tomando o deseen tomar un suplemento que contenga yodo deberían consultar a su médico.

Widgets Magazine