Servicios
 
Enlaces


Medicina y terapias alternativas. Artículos


Remedios caseros para 50 problemas de salud

Por Ana Muñoz

 

Página 2

 

7. Llagas o úlceras. Podrás comer de nuevo alimentos picantes con comodidad si enjuagas las llagas con infusión de hoja de frambuesa (Rubus idaeus). Pon 2 cucharas soperas de hojas de frambuesa secas en una taza de agua hirviendo hasta que se enfríe el agua. Filtra la infusión, y entonces llénate la boca del líquido durante un minuto varias veces seguidas. Haz esto tres veces al día. Los taninos en esta infusión (de sabor parecido al del té negro) reducen la hinchazón y limpian la llaga, de modo que puede curar más rápidamente.
 
8. Labios agrietados. Los bálsamos convencionales para los labios contienen petróleo y a veces alcohol, que secan la piel sensible en tus labios. En su lugar, hidrata y protege tus labios secos o agrietados con aceite de ricino. Lleva una botella pequeña con este aceite y aplícala con tus dedos a menudo durante el día. Si planeas estar al sol, utiliza una crema protectora natural sin petróleo ni alcohol con una protección 15 unos minutos después de ponerte el aceite de ricino.
 
9. Resfriados. Comer un plato de cebollas al curry salteadas con arroz puede disminuir la congestión en tu pecho. Saltea ligeramente dos cebollas, en rodajas, y por lo menos 1 cucharilla de polvo de curry, en 2 cucharadas de aceite de oliva virgen-extra hasta que las cebollas estén blandas. Las cebollas contienen cuarcetín y azufre, dos compuestos que disminuyen el moco y aumenten la circulación. El curry también disminuye la flema. Para el mal aliento que puede dejarte la cebolla echa un vistazo al remedio número 1.
 
10. Estreñimiento. Si no te gustan las ciruelas pasas, tienes otra opción para aliviar el estreñimiento. Los higos secos funcionan del mismo modo que las ciruelas. Contienen fibra soluble e insoluble, que limpiarán tus intestinos. De hecho, cinco higos proporcionan por lo menos el 20 por ciento de las necesidades diarias de fibra, más que casi cualquier otra fruta. Come cuatro o cinco en cuanto aparezca el estreñimiento y bebe por lo menos un vaso de agua. Si no consigues resultados en tres horas, come un par más cada tres horas hasta que funcione.
 
11. Callos. Para ablandarlos utiliza aceite de ricino. Aplica una gota del aceite con tu dedo nada más levantarte por la mañana, al medio día y antes de acostarte. Cubre el callo con una tirita antes de ponerte los calcetines y los zapatos. Verás una mejoría lenta pero constante a lo largo de varias semanas.
 
12. Tos. La infusión de regaliz (Glycyrrhiza glabra) puede resultar muy efectiva para una tos persistente. Pon una bolsita de raíz de regaliz o una cucharilla de raíz seca en un cazo de agua hirviendo durante cinco minutos, y bebe hasta tres tazas de ella a lo largo del día. La tos debe mejorar enseguida, pero puedes continuar bebiendo tres tazas al día durante tres días. El regaliz puede elevar la presión arterial, así que no lo tomes si tienes hipertensión o diabetes.

 

 

Comunidades: