Servicios
 
Enlaces


Medicina y terapias alternativas. Artículos


Ayunos y monodietas

Por Ana Muñoz

 

Página 2

 

Monodietas

 

Consiste en ingerir un sólo alimento con fines higiénico-naturistas durante unos días. Es aconsejable no utilizarla más de tres días seguidos. Puede realizarse una monodieta de tres días cada dos meses, o bien un día a la semana. Después de dos o tres semanas de practicarlo, ya no se siente un hambre intensa ni sensación alguna de debilidad o ansiedad.
Algunas de las monodietas más utilizadas son las siguientes:

 

Monodieta de uvas

 

La gran cantidad de glucosa que contienen las uvas las hace muy indicadas para las personas que suelen padecer cansancio y debilidad y un exceso de apetito. Se pueden comer hasta tres kilos de uvas al día, repartidas entre seis y ocho comidas. Se comen solas. Puede beberse agua si se necesita.
 
Esta monodieta está indicada en problemas de la piel (acné, psoriasis, eccemas, etc.), jaquecas, problemas hepatobiliares, urticaria, ácido úrico, colesterol, etc. En definitiva, es eficaz para hacer una cura depurativa, sin pasar hambre ni fatiga física.

 

Monodieta de manzanas

 

Por su alto contenido en potasio, favorece el mantenimiento del tono muscular, disminuyendo la debilidad y la fatiga. Las personas que padezcan estreñimiento deberán comer las manzanas con piel, bien lavadas. Las personas con tendencia a la diarrea, las comerán sin piel. Se masticarán lentamente, pues constituyen un dentífrico natural.
 
Esta monodieta está indicada en: diarreas, (comerlas sin piel y rayadas), estreñimiento (comerlas con piel), problemas dermatológicos, desmineralización, hepatitis crónica aguda, colitis ulcerosa, estrés, obesidad.

 

Monodieta de naranjas

 

Está indicada en todos los casos de fiebre, infecciones leves, estreñimiento, fiebres tifoideas, desmineralización, arterioesclerosis, colesterol, ácido úrico, toxemia orgánica, sistema inmunológico insuficiente, menopausia.
 
Son más aconsejables las naranjas dulces por sus propiedades desintoxicantes y alcalinizantes. No deben abusar de esta fruta los enfermos del hígado y vesícula biliar.

 

Monodieta de peras

 

Indicada en todos los procesos patológicos de estómago e intestino (gastritis, úlceras, inflamaciones, etc).

 

Monodieta de suero láctico

 

El suero láctico se obtiene "cortando" la leche fresca con limón y colándola después con un colador. De este modo se separa el suero de la leche de la caseína (sustancai sólida y grumosa).

 

 Posee múltiples aplicaciones, entre las que destacan: gastritis, úlceras, gastroduodenales, colitis nerviosa, falta de flora bacteriana intestinal (sobre todo tras la utilización de antibióticos, pues destruyen dicha flora) colecistitis, venas varicosas, uremia y osteoporosis.

Comunidades:

Widgets Magazine