Servicios
 
Enlaces


Medicina y terapias alternativas. Artículos


Aborto espontáneo

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

El aborto se produce cuando el embarazo se interrumpe antes de que el feto pueda sobrevivir fuera del útero materno.

 

Cuando se produce entre su inicio y la décima semana, recibe el nombre de aborto precoz. Si se produce entre la once y la veinte semana, recibe el nombre de aborto tardío. En realidad, a partir de la semana 21 el feto no se expulsa como en un aborto, sino como en un parto.

 

 
Esta fotografía de un embrión de seis semanas en el saco amniótico se tomó en 1972, en la Universidad de Minnesota, tras una intervención quirúrgica debida a un embarazo ectópico.

Frecuencia del aborto

 

La mayoría de los abortos ocurren entre el segundo y el tercer mes de la gestación, siendo su frecuencia de aproximadamente un 10 %. No obstante, se sabe que existe una alta proporción de abortos de menos dedos meses que pasan inadvertidos. Si tenemos en cuenta también estos abortos inadvertidos se estima que, en total, se abortarían entre un 25 y un 40 % de todos los embarazos (Botella y Clavero, 1993).

 

Los fetos de sexo masculino tienen, durante la fase embrionaria precoz, una mortalidad mucho mayor, siendo, por tanto, más alto el numero de abortos de embriones de sexo masculino.

 

Causas del aborto

 

Las causas pueden ser de dos tipos: ovulares y maternas.
 
Causas ovulares
 
El aborto se produce por degeneración y muerte del embrión. La más frecuente se debe a las alteraciones cromosómicas. Los cromosomas (los componentes de la célula donde se encuentra el material genético) se dividen numerosas veces durante el proceso de desarrollo, pudiendo ocurrir alteraciones. Ciertas anormalidades genéticas son más comunes en parejas que experimentan repetidos abortos.
 
  La mitad del tejido fetal abortado en el primer trimestre de embarazo presenta anormalidades cromosómicas, mientras que sólo el 20 % de los abortados en el segundo trimestre presenta este tipo de anormalidades. Los abortos en el primer trimestre son tan comunes que no se consideran una anormalidad, a no ser que ocurran más de una vez.
 
Las anomalías cromosómicas son más comunes con la edad. Pueden proceder tanto de la madre como del padre.

 

 

Comunidades:

Widgets Magazine