La enfermedad como camino

Autores: Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke

Libro sobre psicosomática que explica el significa de la enfermedad desde un punto de vista psicológico.

ÍNDICE

Primera parte: Condiciones teóricas para la comprensión de la enfermedad y la curación. (Consta de los capítulos 1 a 7).

Segunda parte: La enfermedad y su significado. (Consta de los capítulos 8 a 23).

Relación alfabética de los órganos y partes del cuerpo con sus respectivos atributos psíquicos.

Este libro es incómodo porque arrebata al ser humano el recurso de utilizar la enfermedad a modo de coartada para rehuir problemas pendientes.

Vivimos en una época en la que la medicina ofrece nuevas soluciones, fruto de unas posibilidades que rayan en lo milagroso. Pero, al mismo tiempo, se hacen más audibles las voces de desconfianza...

Al decir Yo, el ser humano se separa de todo lo que percibe como ajeno al Yo: el Tú; y, desde este momento, el ser humano queda preso en la polaridad.

¿Qué pensaríamos de una rosa roja que proclamara muy convencida: «Lo correcto es florecer en rojo. Tener flores azules es un error y un peligro»?

Tenemos que abordar necesariamente un tema que no sólo pertenece al ámbito más conflictivo de la aventura humana sino que, además, se presta a malas interpretaciones.

Todas las consideraciones hechas hasta aquí tienen por objeto inducirnos a reconocer que el ser humano es un enfermo, no se pone enfermo.

Quizá muchos se sientan perplejos ante nuestras consideraciones, ya que nuestras opiniones parecen difíciles de conciliar con los dictámenes científicos acerca de las causas de los síntomas.

Nuestro objetivo es transmitir una determinada manera de ver y de pensar que permita al lector ver la enfermedad propia y la de sus semejantes de modo distinto...

La infección representa una de las causas más frecuentes de los procesos de enfermedad en el cuerpo humano.

Defender equivale a rechazar. El polo opuesto de rechazar es amar. Se ha definido el amor desde multitud de ángulos y en los planos más diversos...

La respiración encierra la polaridad de acoger y expulsar, de tomar y dar. Con esto hemos hallado la simbología más importante de la respiración.

Con la digestión ocurre algo muy parecido a lo de la respiración. Con la respiración tomamos entorno, lo asimilamos y expulsamos lo no asimilable.

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.