ENLACES

Autora: Ana Muñoz

Aunque los genes tienen una influencia importante, no es menor la influencia del ambiente en el desarrollo del ser humano. De hecho, los factores ambientales parecen ser tan importantes como los genéticos.

Los investigadores han estudiado el grado de similitud entre gemelos idénticos para un rasgo dado, frente a gemelos no idénticos, han comparado niños adoptados con sus padres biológicos y adoptivos, o han comparado varios miembros de la familia. Estas investigaciones muestran que el carácter heredable de los rasgos rara vez es superior al 50%, de modo que queda mucho espacio para la influencia del ambiente. Por ejemplo, la influencia de la personalidad o comportamiento de los padres, clase social, nivel de ingresos, número de hijos, centros de cuidado, escuelas, compañeros, etc., son aspectos ambientales que moldean la personalidad.

Los factores genéticos y los ambientales están entrelazados y se influyen ente sí de una manera sumamente compleja, de modo que es difícil decir hasta qué punto un rasgo es producto de una influencia genética o ambiental.

Rango de reacción

El rango de reacción hace referencia a una gama de respuestas que pueden darse ante una determinada influencia genética. Por ejemplo, el tamaño del cuerpo depende de procesos biológicos que están controlados genéticamente. No obstante, existen una gama de tallas posibles que se darán según la influencia ambiental (por ejemplo, según el tipo de alimentación que reciba y el grado de nutrición). Esta gama de tallas posibles se encuentra situada entre un límite inferior y un límite superior, que está determinado por los genes. Así, un niño bien alimentado y sano, puede alcanzar la estatura máxima que sus genes permiten, pero no superará ese límite superior.

Los genes pueden manifestarse de forma distinta en distintos ambientes. Así, el ambiente en que se desarrolle una persona y lo que esta persona haga, ejercerán una influencia. Por ejemplo, una persona puede tener una tendencia genética hacia la obesidad, pero esto no necesariamente hará que sea obesa. Será obesa si consume más calorías de las que su cuerpo necesita.

Canalización

La canalización es un concepto utilizado para describir el impacto de la programación genética.

Algunas características de las personas están programadas genéticamente con gran fuerza, de modo que se dice que están fuertemente canalizadas y no se ven apenas influenciadas por el ambiente.

Por ejemplo, el color de los ojos. En cambio, las características más complejas, relacionadas con la personalidad y la inteligencia, no tienen una canalización tan fuerte y se pueden ver mucho más influenciadas por las experiencias de la vida, la clase social, la familia en la que crezca, las personas con las que se relacione, la escuela, etc.

Maduración

Los seres humanos están cambiando a lo largo de toda la vida. Algunos de estos cambios los causa la herencia y otros el ambiente o la interacción entre ambos.

La maduración consiste en el desarrollo de una secuencia de cambios y comportamientos con base biológica. Por ejemplo, los niños empiezan gateando, luego caminan y luego son capaces de correr, y esto suele suceder a edades determinadas y en este orden. Aún así, el ambiente puede influir en el momento en que estos cambios se dan. Por ejemplo, los bebes criados en orfanatos en los que recibían muy poca atención y no hacían ejercicio, se sentaban y caminaban mucho después de lo normal.

El papel del ambiente es mucho más importante en el desarrollo de la personalidad y la inteligencia. Si los padres hablan con sus hijos y recompensan sus primeros sonidos prestándoles atención, sonriendo o hablándoles, los niños desarrollan antes el lenguaje.

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas. 

ENLACES

Plantas y suplementos