ENLACES

 

Los cálculos biliares

Los cálculos biliares pueden ser de tamaños muy variados, desde la dimensión de un grano de arena hasta el tamaño de una pelota de golf; pueden ser lisos y redondeados o irregulares y rugosos.

Existen dos tipos de cálculos biliares: pigmentarios y de colesterol.

- Cálculos de colesterol

En los países occidentales, al rededor del 75% de los cálculos biliares son de este tipo. Suelen tener un color amarillento. El colesterol lega al hígado a través de tres vías diferentes:

a) A través de los alimentos ingeridos.
b) Procedente de la circulación y de otros tejidos.
c) Mediante la síntesis de colesterol en el propio organismo a partir de ácido acético.

Cuando hay un exceso de colesterol, el hígado lo elimina de varias formas:

a) Es transformado en ésteres de colesterol y liberado a la circulación sanguínea mediante la secreción de VLDL.

b) Es convertido en ácidos biliares.

c) Es excretado directamente en la bilis como colesterol libre.

Cuando se produce una secreción excesiva de colesterol en la bilis, ésta se satura. El exceso de secreción de colesterol puede producirse en los siguientes casos:

a) Incremento de la síntesis de colesterol en el organismo, como ocurre en la obesidad.

b) Aumento de la actividad de los receptores hepáticos de colesterol, lo que hace que entre más colesterol en el hígado. Esto curre por efecto de los estrógenos en las mujeres.

c) Reducción de la conversión del colesterol en ácidos biliares que ocurre con la edad.

d) Disminución de la esterificación del colesterol libre debido a un aumento de la secreción interna o un aporte externo de progestágenos. Esto explica el mayor riesgo de formación de cálculos biliares durante el el tercer trimestre de embarazo.

En la bilis, el colesterol es transportado mediante dos vehículos: vesículas y micelas formadas por colesterol y lecitina. Cuando en la bilis existe un exceso de colesterol, las vesículas son inestables y tienden a fusionarse, dando lugar a cristales líquidos que son muy inestables y pueden convertirse en cristales sólidos, originando los cálculos.

- Cálculos pigmentarios

Los cálculos pigmentarios, como los de la imagen, se forman cuando la bilis contiene un exceso de bilirrubina. La bilirrubina es un pigmento biliar producido por la destrucción de los glóbulos rojos cuando estos envejecen. Aparecen en personas con enfermedades como cirrosis, infección de los conductos biliares (por el efecto de las bacterias sobre la bilirrubina) o enfermedades hemolíticas (por destrucción excesiva de glóbulos rojos). Suelen ser de color negro u ocre.

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas. 

ENLACES

Plantas y suplementos