ENLACES

Autora: Ana Muñoz

El desmayo, también llamado síncope puede tener diversas causas. En ocasiones no es posible encontrar una causa específica. El desmayo sucede cuando no llega suficiente oxígeno al cerebro a través del flujo sanguíneo, de modo que pierdes la conciencia durante unos pocos minutos o segundos. Por tanto, una caída repentina en la presión sanguínea puede provocar un desmayo al impedir que llegue el suficiente riego sanguíneo al cerebro.

Causas

1. En ocasiones, el corazón y los vasos sanguíneos no reaccionan con la rapidez suficiente ante los cambios en las necesidades de oxígeno de tu cuerpo. Esto es bastante frecuente en personas mayores y puede provocar desmayo en los siguiente casos:

  • Al levantarse rápidamente.
  • Al hacer deporte o trabajo duro, sobre todo si hace calor.
  • Al respirar demasiado deprisa (hiperventilación).
  • Al estar emocionalmente alterado (pues pueden verse afectados los nervios que controlan la presión sanguínea).
  • Al tomar medicamentos para la hipertensión.

2. Toser, orinar o estirarse también pueden afectar al flujo de oxígeno al cerebro. Si te desmayas una vez durante una de estas actividades, probablemente no es algo de lo que haya que preocuparse, pero si sucede más de una vez, sería aconsejable que consultaras a un médico.

3. Si te desmayas al doblar la cabeza hacia un lado, es posible que las vértebras cervicales estén presionando alguno de los vasos sanguíneos que irrigan tu cerebro. Si te sucede consúltalo con tu médico.

4. Un descenso en los niveles de glucosa en sangre puede hacer también que te desmayes. Puede suceder si tienes diabetes, pero también si estás sin comer un tiempo prolongado.

5. Algunos medicamentos pueden producir desmayos. Si crees que esta puede ser la causa consulta a tu médico. El alcohol, la cocaína y la marihuana pueden también provocar desmayos.

6. Otras causas más serias de desmayo incluyen los problemas en el corazón o en las arterias que van al cerebro.

Qué hacer en caso de desmayo

Si piensas que te vas a desmayar túmbate o, si no puedes tumbarte, siéntate e inclínate hacia delante poniendo la cabeza entre tus rodillas para ayudar a que el flujo sanguíneo llegue a tu cerebro. Espera hasta sentirte mejor antes de levantarte.

Cuando consultar a un médico

Si sólo te has desmayado una vez y te encuentras en buen estado de salud general no es necesario que vayas al médico. Los desmayos son comunes y habitualmente no es nada serio. En cambio, si tienes problemas de salud, sobre todo relacionados con el corazón, hipertensión o diabetes, es aconsejable que visites a un médico. Deberías consultar a un médico si tu desmayo está asociado con alguno de los siguientes síntomas:

  • Latido cardíaco irregular
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aire
  • Desmayo repentino (sin notar previamente ninguna sensación de desmayo)Visión borrosa
  • Confusión
  • Dificultad para hablar
  • Desmayo al doblar la cabeza
  • Si te desmayas más de una vez al mes

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas. 

ENLACES

Plantas y suplementos