Autora: Ana Muñoz

Las personas que padecen dolor o rigidez de cuello y hombros suelen recurrir al masaje o ejercicios de estiramiento. Sin embargo, con frecuencia esto no da resultado o sólo produce un alivio momentáneo porque no se está tratando la fuente del problema.

Según los especialistas en medicina tradicional china, el dolor de cuello y hombros se deben con frecuencia a problemas en el intestino delgado.

El intestino delgado está conectado con el cuello y los hombros a través de su meridiano (el meridiano del intestino delgado, que puede verse en la imagen). Un meridiano es una vía en el organismo a través de la cual circula el chi o energía vital. Cuando existe algún problema en el intestino delgado, el meridiano no es capaz de transportar el chi correctamente, lo cual ocasiona rigidez y dolor en las zonas que cubre el meridiano.

El meridiano del intestino delgado se extiende desde el dedo meñique hasta el cuello y las orejas, pasando por la parte posterior del brazo y el hombro.

Por tanto, para tratar los problemas de cuello y hombros ha de tratarse el intestino delgado, ya sea mediante un tratamiento con acupuntura en este meridiano o bien con otros tratamientos, como la homeopatía, destinados a recuperar el funcionamiento normal del intestino delgado.

Así mismo, los problemas de oído pueden estar relacionados con este meridiano u otros asociados con él. Según la medicina tradicional china, los órganos internos se ven afectados entre ellos. Por ejemplo, el pulmón está relacionado con el intestino grueso, y el corazón está asociado con el intestino delgado. Por tanto, para fortalecer el intestino ha de mejorarse la salud de los pulmones y el corazón.

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.