Autora: Ana Muñoz

Llevar una alimentación sana es indispensable para gozar de buena salud y reducir el riesgo de desarrollar determinadas enfermedades, como el cáncer o la diabetes.

1. Come carbohidratos complejos

Son alimentos como pan, cereales, patatas, arroz, frutas y verduras. Los carbohidratos con frecuencia son ricos en fibra, que proporciona una sensación de saciedad que ayuda a controlar el apetito.

Para aumentar el consumo de este tipo de alimentos:

  • Incluye en la mayoría de tus comidas arroz, pasta, patatas cocidas o pan integral.
  • Para un mayor contenido en fibra, toma pan integral.
  • Si tomas cereales para el desayuno, procura que sean de alto contenido en fibra o cereales integrales (sin azúcar añadida).

2. Come abundantes frutas y verduras

Se recomienda que comamos al menos 5 porciones de diversas frutas y verduras al día. Los beneficios que aportan son los siguientes:

  • Reducen las probabilidad de tener problemas de corazón o cáncer de intestino.
  • Son alimentos ricos en fibra, que ayudan a mantener sanos los intestinos, disminuyendo el riesgo de estreñimiento y diverticulosis.
  • Son ricos en vitaminas y minerales, sustancias indispensables para una buena salud.
  • Son bajos en grasas y calorías.

Una porción de fruta o verdura es equivalente a:

  • Una fruta grande, como una manzana o pera.
  • Dos frutas más pequeñas, como kiwis, ciruelas, etc.
  • Una taza de frutas pequeñas, cerezas, moras, etc.
  • Dos cucharones de macedonia de frutas.
  • Un cucharón de fruta desecada.
  • Una porción normal de cualquier verdura (unos dos cucharones)
  • Un bol de ensalada.

Algunos trucos para conseguir comer más fruta y verdura:

  • Prueba frutas y verduras que no hayas comido hasta ahora, así como diferentes formas de preparación: cocida, al horno, al vapor, en conserva, desecada, etc.
  • Añade trozos de fruta a los cereales del desayuno.
  • Incluye al menos dos vegetales diferentes en cada comida principal.
  • Toma zumos de frutas en las comidas.
  • Prueba nuevas recetas que incluyan fruta, como ciruelas secas o pasas; prepara postres (como puddings) que incluyan frutas.
  • Come vegetales para picar entre comidas, como zanahorias, fruta desecada (albaricoques, ciruelas), etc.
  • loading...

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.