Servicios
 
Enlaces


Otros trastornos de personalidad


 

6. Trastorno histriónico de la personalidad

Por Ana Muñoz

 

Página 3

 

Los esquemas de pensamiento

 

Unos de los supuestos básicos del pensamiento de estas personas sería: "Soy incompetente e incapaz de cuidar de mí mismo". Puesto que se consideran incapaces de cuidarse por sí mismos, llegan a la conclusión de que necesitan encontrar la manera de que otros cuiden de ellos. Por este motivo, emprenden la búsqueda de aprobación y atención, para asegurarse de que los demás satisfacen sus necesidades.


Dado que considera que las otras personas son fundamentales para su propia supervivencia, piensa que es imprescindible que todos lo quieran, lo admiren y deseen estar a su lado y satisfacer sus deseos. Por este motivo suele tener un gran miedo al rechazo y cualquier indicio de rechazo le resulta devastador porque considera que sin los demás será incapaz de valerse por sí mismo en el mundo.


Por este motivo, la búsqueda de aprobación se convierte en algo esencial y la persona con este trastorno se siente impulsada a atraer la atención de los demás por cualquier medio. Este medio suele consistir a menudo en asumir el estereotipo de rol sexual de un modo extremo. Las mujeres histriónicas suelen haber sido recompensadas en su infancia por ser atractivas, guapas y encantadoras con los demás, más que por sus habilidades o capacidad intelectual. Los hombres histriónicos suelen haber sido recompensados por ser viriles, rudos, poderosos, más que por su capacidad real. Así, estas persona se concentran en interpretar estos roles para gustar a los demás.


No obstante, aunque el objetivo principal de estas personas es obtener atención, las habilidades que despliegan para lograrlo no son adecuadas ni eficaces, limitándose a interpretar los roles aprendidos, en vez de observar y analizar las reacciones de las distintas personas y responder diferencialmente en función de ellas.

Al principio, los demás ven a estas personas como encantadoras, pero a medida que la relación progresa, empiezan a ser vistas como muy exigentes y necesitadas de un apoyo constante y absorbente.

 

 

Comunidades: