Servicios
 
Enlaces


Psicología / Artículos


Expresar las emociones

Por Ana Muñoz

 

Página 1

 

Experimentar y expresar las emociones constituye un aspecto muy importante de nuestras vidas. Algunas personas tienen problemas tanto para sentirlas como para expresarlas correctamente. Por ejemplo, cuando:

 

  • Notan que sus emociones están fuera de control, y tienen estallidos.

  •  Estallan por pequeñas cosas.

  • Lloran por cualquier cosa.

  • No son capaces de sentir nada en un momento dado, sino mucho después del suceso, o no sienten nada en absoluto.

  • No expresan ningún enfado en una situación en la que estaría totalmente justificado enfadarse.

  • Etc.

 

Las emociones son una fuente importante de información acerca de nosotros mismos. A veces aparecen determinadas emociones tras un suceso concreto. Por ejemplo, sentirse triste tras una pérdida o sentirse feliz al conseguir algo que deseábamos. En otras ocasiones, las emociones aparecen al recordar algo del pasado o incluso al imaginar determinados acontecimientos. Por ejemplo, si imaginas que alguien te insulta y sientes ira, o cuando recuerdas cómo un compañero de trabajo te humilló y sientes ira, vergüenza o cualquier otra emoción.

 

En vez de ignorar o exagerar las emociones, es preferible aceptar que están ahí, pensar sobre ellas y aprender de ellas y de lo que nos dicen acerca de nosotros mismos. Por ejemplo, si observas tus emociones podrías darte cuenta de que con frecuencia estás sintiendo resentimiento, o que respondes a menudo con lágrimas o con autodesprecio ante los sucesos de la vida.

 

Cuando sientas algo, puedes hacerte las siguientes preguntas:
 
"¿Qué es lo que estoy sintiendo exactamente?" Es importante ponerle a cada emoción el nombre adecuado.
"¿Qué me está diciendo este sentimiento acerca de la situación?"
"¿De dónde ha surgido este sentimiento?"

 

 

Comunidades: