Servicios
 
Enlaces

Evaluación psicológica a través de Internet

 

Test de personalidad 16PF-5. Ejemplo de informe

 

Nombre: J.S.
Edad: 30
Sexo: Varón
Fecha de aplicación: 10/12/2004
Baremo utilizado: Baremo general

 

 

 

ESCALAS DE CONTROL

 

Las tres escalas de control del 16 PF-5 pretenden poner de manifiesto la relevancia de los datos aportados por el cuestionario. MI (manipulación de la imagen) destapa el intento de la persona de ofrecer una imagen distorsionada de sí misma; IN (infrecuencia) se basa en la tasa de respuestas infrecuentes dadas por el sujeto; AQ (aquiescencia) informa sobre la tendencia del sujeto a asentir sistemáticamente a la mayoría de las frases del cuestionario.


Aunque en algunas frases J.S. ha intentado ofrecer una imagen positiva de él, no parece haber sido ésta la tónica del cuestionario, por lo que se puede considerar el perfil válido para su interpretación.

 

FACTOR A. AFABILIDAD

 

Esta escala, denominada Afabilidad, evalúa la orientación emocional que generalmente desarrolla una persona en una situación de interacción social. En su extremo negativo se mostraría distante y hasta díscola mientras en el positivo sería afectuosa y comunicativa.


J.S. ha obtenido una alta puntuación en esta escala, lo que dice de él que es amable y cálido. Le gusta alternar con otra gente a la vez que compartir en grupo sus ratos de ocio y expansión. No parece tener problemas para crear relaciones y sabe mantenerlas positivamente. Es una persona apreciable. Sin embargo, en ciertos momentos de soledad puede sentirse incómodo y hasta cierto punto triste y deprimido.


En el plano laboral se mostrará motivado y resuelto cuando intervenga en tareas que impliquen contacto social. Sin embargo, le puede resultar difícil manifestarse como el integrante más creativo del grupo, ya que tiene cierta tendencia a evitar aquellas actividades como son la lectura, la música o la simple reflexión que estimulan el ingenio pero que se llevan a cabo en solitario. Se podría definir a esta persona como el integrante ideal de cualquier equipo de trabajo, facilitando las relaciones de sus miembros y mostrándose poco crítico con los demás.

 

FACTOR B. RAZONAMIENTO

 

Esta escala de Razonamiento mide la habilidad para abstraer relaciones en función de cómo se sitúan unas cosas con respecto a otras. En su extremo negativo encontraríamos a alguien de baja capacidad mental y de razonamiento; en el positivo alguien con mayor potencia mental, perspicaz y de rápido aprendizaje.


No es probable que J.S. destaque por su inteligencia, ya que la puntuación que obtiene es similar a la de la mayoría de la población.


Su puntuación en B indica que es una persona sin déficit intelectual que pueda limitar su rendimiento profesional. Comprende y analiza en la medida que lo hacen los demás.

 

FACTOR C. ESTABILIDAD EMOCIONAL

 

La estabilidad hace referencia a la capacidad de adaptación de las personas a las demandas del entorno, problemas cotidianos y sus retos. En su polo alto se sitúan aquellas personas emocionalmente estables, maduras y tranquilas; en el polo bajo se hallan las afectables por sentimientos y que se perturban con facilidad.

 

J.S. se define en el cuestionario en disposición de mostrar alta estabilidad emocional, de ser recio y equilibrado, seguro e impasible. No le suelen dominar los estados emocionales o afectivos, ni es propenso a cambios bruscos de humor. Rara vez se deja llevar por criterios emocionales a la hora de juzgar a personas o cosas. Tiende a ser objetivo, pacífico, plácido y no le alteran las preocupaciones.

 

Este tipo de personas con ese control sobre sus emociones ofrecerían su mejor rendimiento en trabajos que demanden urgencia y serenidad a la vez: bomberos, pilotos, asistentes de vuelo, jueces, cirujanos o conductores de transportes públicos. Sus relaciones personales con los compañeros serán buenas, e integrado en un equipo de trabajo ejercerá como un buen antídoto frente al estrés y otras presiones laborales.

 

FACTOR E. DOMINANCIA

 

El concepto de Dominancia que evalúa esta escala es entendido como el deseo de control sobre otros, o bien el que percibe que se ejerce sobre él. En su polo bajo se encuentran aquellas personas más sumisas, dependientes o conformistas, mientras su polo alto contiene a las personas más firmes e independientes.

 

Con la puntuación de J.S. en la escala E, se le puede definir como tenaz, algo dominante, agresivo, enérgico y constante luchador por imponer sus ideas y puntos de vista. En ocasiones puede resultar intolerante frente a puntos de vista opuestos, lo que afectaría a sus relaciones interpersonales.


Si bien obtiene una puntuación alta en la escala E, no lo es lo suficiente como para ocasionar conflictos insalvables con sus compañeros de trabajo. No parece tratarse de una persona con una desaforada obcecación por implantar sus criterios, aunque sí los defenderá con algo de tacto.

 

FACTOR F. ANIMACIÓN

 

La Animación es entendida como el grado de impulsividad que manifiesta una persona. Describe actitudes que van desde el entusiasmo, la locuacidad y la jovialidad (polo positivo) hasta la seriedad y sobriedad (polo negativo).


J.S. se manifiesta en esta escala con una posición intermedia, entre la sobriedad y la locuacidad. Profesionalmente actuará de una manera adaptativa, sabiendo ser serio cuando la ocasión así lo requiera y algo más jovial en contextos de recreo y expansión.

 

FACTOR G. ATENCIÓN A LAS NORMAS

 

Esta escala ofrece información del superyó de la persona evaluada, es por ello que se la denomina Atención a las normas. Contrapone los conceptos de superyó débil (polo negativo), típico en individuos reacios a aceptar las normas morales del grupo y de fuerza del superyó (polo positivo), presente en los individuos rectos y moralmente íntegros.


La elevada puntuación alcanzada en esta escala por J.S. puede indicar un intento de manipulación de sus respuestas. No obstante puede ser cierto que se trate de una persona que destaque por su rectitud e incapacidad para contravenir las disposiciones morales. Es perseverante, organizado, responsable, dominado por el sentido del deber, escrupuloso y moralista. En el trabajo prefiere rodearse de personas trabajadoras.


Profesionalmente, J.S. puede obtener grandes logros en ocupaciones que demanden autodisciplina y precisión.

 

FACTOR H. ATREVIMIENTO

 

La escala de Atrevimiento informa sobre la tendencia de un individuo a asumir riesgos frente al que analiza y sopesa antes de actuar. En su polo positivo se encuentran las personas más audaces, aventuradas, impulsivas y socialmente atrevidas, mientras en el polo negativo se hallan los tímidos, reprimidos y precavidos.


J.S. es una persona con una actividad similar a la de la mayoría de la gente. Si bien encuentra cierto atractivo en las situaciones de riesgo moderado, en muchos casos permanecerá con los pies en la tierra asumiendo posturas más conservadoras.


En el trabajo le costará tomar decisiones que no estén suficientemente contrastadas, si bien es cierto que ante la certeza del éxito no dudará en actuar. A grandes rasgos se trata de una persona a la cual no le llegará el éxito por una acción arriesgada, sino por aquéllas que le preceden de un comedido análisis.

 

FACTOR I. SENSIBILIDAD

 

La escala I analiza la sensibilidad de la persona evaluada. En su polo positivo se sitúan las personas generalmente definidas como sensibles. Se trata de gente idealista, abierta y que busca afecto y comprensión en los demás. Por otra parte, el polo negativo se refiere a las personas frías, poco sentimentales y desconfiadas.


En esta escala, J.S. se encuentra algo por debajo de la media. Esto le confiere los rasgos de una persona algo dura, impasible, con entereza, difícil de conmover y capaz de sobreponerse ante las dificultades sin dejar que le afecten. Es firme y consistente, perseverante y dueño de sí mismo.


Es racional y lógico. A la hora de analizar problemas se centrará sólo en los hechos, desechando cualquier atisbo de subjetividad. Los trabajos ideales para este tipo de personas son los que demandan acciones rápidas y concretas, en las cuales prima la frialdad. También puede ser buen perfil para desempeñar tareas de mando y gestión en organizaciones cuyos niveles jerárquicos estén claramente delimitados y no exista mucho contacto con sus subordinados.

 

FACTOR L. VIGILANCIA

 

La escala L evalúa la confianza que ofrece una persona a los motivos e intenciones de los demás. Se la denomina Vigilancia y condiciona en un alto grado las relaciones interpersonales. El polo más alto es compartido por personas precavidas, suspicaces y desconfiadas. El polo opuesto incluye a las personas más confiadas, conformistas y tolerantes.


J.S. se define como conformista. Tolera la frustración y se muestra confiado con los demás. No tiene tendencia a los celos o la envidia ni suele guardar resentimiento. Debido a su actitud confiada puede ser fácil de engañar o manipular, aunque lo olvida con facilidad. Es cordial y se adapta bien a las situaciones novedosas.

 

FACTOR M. ABSTRACCIÓN

 

La escala M, Abstracción, hace referencia al tipo de temas y cosas donde una persona dirige su atención. Las personas con mayor puntuación son imaginativas, poco convencionales y extravagantes. Aquéllas con menor puntuación son más realistas y practicas, con lo pies en el suelo.

 

J.S. es objetivo y realista. Busca beneficios inmediatos y atiende sólo a razones prácticas para actuar. Es sosegado y sereno y no deja que sus estados de ánimo le afecten.

 

Puede verse limitado por su falta de creatividad y originalidad. Reticente ante los cambios y lo novedoso actuará en base a métodos y procedimientos bien probados. Se centrará bien en su trabajo, sobre todo si éste implica actuaciones muy mecánicas y con poco margen para tomar decisiones. Tiende a ser detallista, siendo difícil que deje cabos sueltos a la hora de emprender una tarea.

 

FACTOR N. PRIVACIDAD

 

La escala de Privacidad evalúa el grado de apertura que muestra la persona ante los demás. En concreto, su polo positivo incluye a personas discretas o que manipulan sus expresiones con la finalidad de agradar; en su polo negativo reside la ingenuidad, la persona socialmente torpe y el que no se esfuerza en crear un buen clima con sus interlocutores.


J.S. es un tanto calculador. Le gusta analizar antes de actuar. Se esfuerza por crear una buena impresión en la gente, tiene habilidad social. Aunque es astuto, a ojos de sus interlocutores puede parecer un poco artificial.


En algunas ocasiones su esfuerzo por manejar las impresiones de los demás puede ser interpretado como falsedad por sus compañeros. Sus relaciones laborales serán buenas pero sólo desde un punto de vista funcional. Es ambicioso y socialmente se mueve con desenvoltura.

 

En el trabajo se desarrollará bien en ámbitos que demanden diplomacia.

 

FACTOR O. APRENSIÓN

 

La escala O ofrece una visión de cómo se autopercibe una persona, es decir su Autoaprensión. Informa del nivel de autoestima y de la autoaceptación. En su polo más alto se encuentran las personas más aprensivas, inseguras y deprimidas. En su polo más bajo están los seguros de sí, serenos y confiados.


J.S. confía en sí mismo. Es animoso, no permite que las tensiones le afecten e intenta racionalizar cualquier temor que pueda aflorar. Su elevada autoestima le lleva a hacer atribuciones externas de sus errores. A veces puede mostrar dificultades para empatizar con los demás y ser percibido como una persona fría y distante.


En el trabajo se manifestará con un fuerte carácter, dispuesto a enjuiciar a los demás pero lejos de dejar que los demás hagan lo mismo con él. Puede parecer muy seguro en sus decisiones aunque si algo empieza a fallar es probable que se desimplique poco a poco.

 

FACTOR Q1. APERTURA AL CAMBIO

 

La escala Q1, Apertura al cambio, informa sobre la tendencia de una persona hacia lo novedoso y poco convencional. El individuo que se sitúa en el polo positivo se separa de las normas establecidas y busca disfrutar de nuevas experiencias lejos de las constricciones más tradicionales. Por otra parte, el individuo con menor puntuación hará gala de un patrón de conducta más conservador, típico de personas enemigas del cambio y arraigadas al pasado.


J.S. es una persona que se resigna en situaciones incómodas y las tolera bien. Se muestra reacio a aceptar los cambios y se guía por la frase popular de 'más vale lo malo conocido...'. Le gusta aceptar todo aquello que ya esté probado, aún sabiendo que puede haber algo mejor. Es muy poco conflictivo, pocas veces está en desacuerdo, muestra afinidad, actúa con calma y es sosegado. Es conservador, respetuoso con las ideas establecidas.


Tolera sin queja alguna los trabajos más rutinarios y frustrantes. Puede ser un empleado leal, que ante lo incierto de un cambio prefiera permanecer en su mismo puesto durante mucho tiempo. El perfil es típico de profesiones con elevada disciplina: policías y otros ámbitos de seguridad, militares, supervisión y mantenimiento de máquinas, control aéreo, etc.

 

FACTOR Q2. AUTOSUFICIENCIA

 

La escala Q2 evalúa la autosuficiencia, entendida como el grado en que una persona necesita de otros para poder hacer. Diferencia a dos tipos de personas: los que obtienen mayor puntuación son individuos tendentes a la soledad y que disfrutan haciendo las cosas sin ayuda de nadie y los de menor puntuación, que son más amantes de la compañía, integrados en grupos y que prefieren contar con el consenso y aprobación de los demás antes de hacer nada.


J.S. busca la compañía de otros. Necesita sentir que pertenece a grupos y colectividades que le identifiquen con los demás. Puede afectarle negativamente la percepción de que los demás no le aceptan. Es influenciable, lo que resultará peligroso si no se junta con la gente adecuada.


En el trabajo será colaborador y participativo, prefiere trabajar en compañía de otros y sigue las directrices sin discutirlas ni contravenirlas. Le motiva el reconocimiento de los demás y busca el elogio por su trabajo. Es disciplinado aunque puede llegar a ser sumiso.

 

Podría encontrar dificultades en puestos de mando pero en cambio llegar a ser un gran subordinado, fiel y disciplinado.

 

FACTOR Q3. PERFECCIONISMO

 

La escala Q3 habla del orden y la perfección. En su polo más alto se hallan los individuos más perfeccionistas, organizados y disciplinados. El polo negativo incluye a individuos flexibles y tolerantes con las faltas, débiles e indiferentes ante las normas sociales.


El grado de autocontrol que manifiesta J.S. es similar al de la mayoría de la gente. No destaca por su obcecación en los detalles y en la perfección, pero tampoco se puede decir de él que sea peligrosamente descuidado.

 

FACTOR Q4. TENSIÓN

 

La escala Q4 , Tensión, evalúa el nivel de ansiedad de un individuo. Las puntuaciones más altas las obtienen las personas tensas, irritables y sobreexcitadas, mientras que las más bajas son típicas de personas tranquilas, relajadas y serenas.


J.S. es descrito por el cuestionario como tranquilo, sereno, con muy pocas tensiones. No obstante, este discreto alejamiento de los problemas puede generar indiferencia hacia razones de mayor peso.


Su tranquilidad y ausencia de preocupaciones pueden ser contagiadas al resto de sus compañeros, por lo que en ciertas circunstancias será fácil trabajar con él. Sin embargo, su distanciamiento emocional y estado de satisfacción  le pueden llevar a la pereza y el bajo rendimiento, debido a una falta de motivación para intentar algo (al igual que una tensión muy elevada puede desbaratar también el rendimiento profesional). En ciertas ocasiones, esa tranquilidad que le caracteriza, le puede ayudar a analizar los problemas desde otra óptica, con sus recursos más íntegros y sin sentirse mediatizado por una sobreexcitación o tensión limitadoras. Los mejores destinos laborales para estas personas son aquéllos que no demanden grandes dosis de actividad y con gran parte de trabajo estático.

 

Hay que tener en cuenta que esta escala es una de las más fáciles de manipular y es habitual que las personas tiendan a describirse como menos tensas de lo que son.

 

DIMENSIONES GLOBALES

 

EXTRAVERSIÓN

 

Esta dimensión sitúa a las personas en el continuo introversión-extraversión. Su cálculo se obtiene a partir de las escalas principales A, F, H, N y Q2.


J.S. obtiene aquí una puntuación intermedia, lo que no le presenta como alguien muy sociable aunque tampoco tímido y reprimido. Se podría afirmar que sus conductas dependerán de las demandas del medio, aunque si se quiere saber más sobre esta persona conviene analizar las escalas primarias que conforman esta dimensión.


En el trabajo, J.S. mantendrá buenas relaciones con sus compañeros, pero en ningún caso será el alma de las fiestas, papel destinado a individuos con mayor puntuación en esta escala.

 

ANSIEDAD

 

Esta dimensión informa del nivel de activación y preocupación que acompaña al sujeto en todas sus actividades. Se calcula a partir de las puntuaciones obtenidas en las escalas principales siguientes: C, O, Q4, y L.

 

J.S. parece contar con un nivel de ansiedad similar a la mayoría de la gente. Es una persona que sabrá dosificar esa ansiedad en virtud de las demandas del medio.

 

En el trabajo no será identificado como una persona nerviosa y sabrá imprimir sosiego a las situaciones que así lo merezcan.

 

DUREZA

 

Esta dimensión, denominada Dureza, informa de la disposición del individuo a considerar otras razones y motivos diferentes a los suyos. En el polo positivo están las personas más receptivas, intuitivas y de mente abierta, mientras en el negativo parecen frías, cerradas y poco empáticas. La escala se calcula con las puntuaciones obtenidas en A, I, M y Q1.


J.S. parece ser una persona algo tosca en el trato con los demás. En algunas ocasiones puede resultar intolerante y poco receptivo a los puntos de vista ajenos.


En el trabajo, a J.S. le gusta buscar soluciones rápidas, pero basadas en sus propios análisis. No le resultará fácil trabajar en equipo, pues a menudo no considera las apreciaciones de los demás.

 

INDEPENDENCIA

 

Esta dimensión informa de la determinación que imprime una persona a sus pensamientos y acciones. Para su cálculo se utilizan las escalas principales Q1, E, H y L.


J.S. se sitúa en la mitad del continuo dependiente-independiente. Es así que resulta difícil adscribirle a uno de estos dos polos, haciéndose necesario analizar de manera independiente todas las escalas primarias que conforman esta dimensión.


De acuerdo con su poco destacada puntuación, se podría afirmar que J.S. no tendrá problemas para trabajar en conjunto con otras personas, y sin caer en la sumisión irracional acatará las normas que le integren en un equipo.

 

AUTO-CONTROL

 

Esta dimensión evalúa el control que se autoimpone la persona en sus relaciones sociales. A medida que aumentan las puntuaciones se incrementa el control que la persona ejerce sobre sus actuaciones. La escala se calcula con la puntuaciones obtenidas en G, M, Q3, y F.


J.S. es responsable y organizado. Le gusta quedar bien ante la gente, es astuto y perspicaz. Demuestra tener seguridad en sí mismo y no le resulta fácil encajar una crítica.


Su confianza y responsabilidad facilitará el trabajo de sus compañeros y jefes. Se implicará con sus obligaciones y se esforzará por cumplir las metas y plazos. No es probable que pierda de vista detalles por un exceso de confianza.

Comunidades: